Author Archives: Miguel Angel Sanz Vera

  • 0

Magia mental

Category : General

Se puede cambiar un espacio engañando al cerebro a la hora de percibir ese lugar. Es un tema habitual en mi trabajo, al que recurro a menudo para abordar el diseño de nuevos espacios.

Al ser una materia algo abstracta, pues cuesta imaginarse un espacio al estar viendo otro diferente o mucho más, si no tienes ninguna referencia, muchos clientes hacen un acto de fe cuando se lo explico. Pero al ver el resultado se convierten en adictos a este juego de engañar a la mente.

Voy a empezar con la reforma de un baño que hice dentro de la reforma de toda una vivienda. Este era un baño típico en medidas y aparatos, que aunque válido para el hijo, al ser una vivienda recién comprada, la propiedad quería actualizarla para hacerla suya y sentirse completamente a gusto en su nueva casa. La idea era hacer un baño con un estilo juvenil, elegante y luminoso. Para ello se quitaron todos los aparatos y se sustituyeron solo los que realmente iban a ser utilizados por otros más adaptados a las necesidades reales.

En el fondo de la reforma de este baño, yo quería hacerlo visualmente más grande y recurrí a mis trucos de magia. Uno de los que más me gustan es el juego de planos para aumentar la profundidad de campo. Se trata de crear diferentes planos opacos o traslúcidos con diversas técnicas que generen una sucesión de espacios interconectados visualmente para engañar al cerebro y que le parezca más grande. Tanto la superficie como su volumen son exactamente iguales pero la sucesión de espacios aumenta la profundidad de campo y por tanto la percepción de su magnitud.

Original                                   Reformado

Original                                                                                                          Reformado

Para conseguir este efecto son muy importantes los acabados y es ahí donde el cliente toma un papel fundamental, porque aunque yo le doy las directrices para elegir los materiales, ellos deben compatibilizar sus gustos estéticos con las indicaciones que les he dado. A continuación muestro fotografías de su estado original y del reformado después de la magia. Si queréis ver más sobre esta reforma podéis entrar en la web en http://perspecta.es/nuestros-trabajos en Reforma vivienda Las Rozas y descargar el dossier de la misma.


  • 0

Magia mental 2

Category : General

Continuando con el post anterior, me ha surgido otra situación interesante en la que he tenido que recurrir a la magia.

En la Casa Catalina que he proyectado y que podéis seguir su evolución en Facebook, ha surgido la idea de modificar una sala que da a un patio inglés, patio que da acceso y luz a una gran sala situada en el sótano. La propiedad pensó que podía ganar algo de espacio suprimiendo la terraza que comunica con el jardín que se crea en dicho patio sin modificar en exceso la percepción del mismo desde el exterior. Efectivamente se gana algo de espacio, pero la percepción exterior se modifica en un sentido que la propiedad quería evitar, como era dejar un acceso residual y claustrofóbico al sótano desde el jardín principal. Para ello se pensó continuar el jardín haciendo que descendiera hasta meterse dentro del sótano, con ello creábamos un espacio continuo desde el exterior que acompañaba la escalera. Otra solución para reforzar esa sensación de amplitud fue crear una pequeña terraza entre el peto que delimita el jardín exterior y la sala, con ello se aumenta la profundidad de campo al introducir un plano que enmarca el juego de luces y sombras que se crea en ese espacio. Y por último, la división entre el espacio exterior e interior debía ser acristalada para crear otro plano más que deje entrever entre las luces y las sombras el interior de la sala y haga continuar visualmente el espacio.

Este juego de planos físicos y mentales de claroscuros aumenta la precepción espacial de su tamaño.

Patio pequeño            Patio más grande

Al intentar ganar algo de espacio quedaba un acceso encajonado, delimitado por los muros y el voladizo superior, a modo de tubo cuyos escalones terminarían en la puerta de acceso al interior, convirtiendo esa sala en un semisótano convencional desvirtuando la visión y utilización de la zona más importante de la casa.

Al explicarles los resultados de aquella modificación, la propiedad visualizó in situ el espacio que les expliqué quedaría, pues el acceso estaba hecho pero sin cerramientos ni acabados, y abandonaron la idea. Una de mis labores en la empresa es orientar a los clientes para conseguir sus objetivos y evitar resultados desagradables por no corresponderse con sus expectativas.